Brasilia. Las autoridades de Brasil investigarán a la minera Vale SA sobre una posible corrupción en la que habrían engañado a los funcionarios sobre la seguridad de la represa que estalló y mató a cientos, dijo este viernes una portavoz del Ministerio de Minas y Energía.

Si se descubre que ha violado la ley anticorrupción de Brasil de 2013, Vale podría enfrentar una multa de hasta el 20% de sus ingresos brutos de 2018. En 2017, la compañía reportó 109.000 millones de reales (US$28.790 millones) en ingresos.

Vale debe presentar sus ganancias del cuarto trimestre de 2018 el 27 de marzo.

Bloomberg informó por primera vez que el secretario de minería del ministerio, Alexandre Vidigal de Oliveira, dijo en una entrevista que había solicitado que se abriera una investigación sobre si Vale se había aliado con los auditores para tergiversar la seguridad de la represa.

Las acciones de Vale cayeron hasta un 5,4% después de la publicación de ese informe, antes de recuperarse en parte para caer un 1,6% en las operaciones de la tarde.

Las acciones de Vale cayeron hasta un 5,4% después de la publicación de ese informe, antes de recuperarse en parte para caer un 1,6% en las operaciones de la tarde.

La compañía no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Una represa de relaves en la mina Corrego do Feijao de Vale en el estado de Minas Gerais, en el sureste del país, estalló el 25 de enero y liberó un torrente de desechos mineros que sepultó a sus trabajadores y residentes locales. 

El desastre en la ciudad de Bruamdinho ha dejado al menos 182 muertos confirmados y más de 100 desaparecidos y presuntamente muertos.

La Agencia Nacional de Minería (ANM) iniciará la investigación, dijo la portavoz.

ANM ha centrado sus esfuerzos iniciales después del desastre en verificar que represas similares no corran riesgo de colapso inminente. El mes pasado, la agencia prohibió las represas de relaves aguas arriba similares a la que estalló, estableciendo el plazo para el cierre definitivo para 2021.

El gobierno aún tiene que determinar la causa del colapso en Brumadinho.

A principios de esta semana, el Senado de Brasil aprobó un proyecto de ley que impondría una serie de medidas para reforzar la seguridad de las represas, incluida la prohibición de las represas de relaves aguas arriba, además de requerir nueva tecnología de monitoreo y planes detallados de emergencia.