Río de Janeiro.- El gobierno brasileño incentivará nuevos métodos para que los productores rurales abran nuevas áreas en la Amazonia y no tengan que provocar incendios para ello, informó hoy la ministra de Agricultura, Tereza Cristina.

"El Ministerio de Agricultura hará, de nuevo, una campaña de utilización de otros métodos, en vez de usar las quemadas, para poder hacer estas aperturas de área. Pero para ello es necesario capacitar, dar asistencia técnica y ellos (los productores) necesitan tener crédito para poder hacerlo de una manera más racional", explicó Cristina en un acto en Sao Paulo.

"También es imprescindible la regularización de tierras, que es una de las cosas que estamos trabajando mucho porque, cuando no tienes el título del área, no sabes ni a quien responsabilizar porque no es el dueño de aquella área", agregó.

Según la responsable de la agricultura brasileña, "las quemadas a veces suceden como herramienta agrícola, principalmente de los pequeños productores rurales, que las usan para abrir un poco el espacio para poder plantar, pero son áreas individualmente pequeñas, y en una época de éstas (de sequía), realmente pueden traer problemas", comentó.

Resaltó además que los incendios no son un fenómeno únicamente de este año. "Primero, todos sabemos que esta época es de sequía (...) No es una cosa que sucedió solo este año. Este año tuvo una excepcionalidad porque Bolivia también tiene un área enorme que está sufriendo con estas quemadas", dijo.

Tereza Cristina admitió que la fiscalización en el lugar es difícil debido a la gran extensión que tiene la Amazonia, aunque dejó claro que el gobierno ya está trabajando para resolver la cuestión.

A su juicio, hubo una exageración de Francia e Irlanda sobre las noticias de los incendios en la Amazonia, en un intento por usarlos para romper el acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea. "Hubo una exageración, incluso en vincular estas quemadas con el acuerdo comercial. El acuerdo Mercosur-Unión Europea es un acuerdo construido desde hace 20 años. Claro que no gusta a todos. Aquí en Brasil también hay sectores que no están felices con este acuerdo. Creo que hubo una exageración, principalmente de Francia e Irlanda en salir diciendo que podrían romper este acuerdo", dijo la ministra.

Resaltó además que los incendios no son un fenómeno únicamente de este año. "Primero, todos sabemos que esta época es de sequía (...) No es una cosa que sucedió solo este año. Este año tuvo una excepcionalidad porque Bolivia también tiene un área enorme que está sufriendo con estas quemadas", dijo.

"Hicieron un eco enorme como si fuera la primera vez que tenemos un incendio, un incendio mucho mayor de los que ya hubo en el pasado", agregó.