Rio de Janeiro.- Brasil invertirá este año más de 1.300 millones de reales (unos US$350 millones) en la investigación, desarrollo e innovación en el sector del petróleo y gas natural, según explicó el presidente de la estatal Agencia Nacional del Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles (ANP), Décio Oddone.

En un acto en Río de Janeiro, Oddone aseguró que todos los contratos para la exploración y producción de petróleo en la zona del presal, en la que Brasil ostenta unas gigantescas reservas, tienen una cláusula que exige inversiones en investigación, desarrollo e innovación (IDI), y se mostró optimista en relación a las inversiones en IDI en el futuro en el sector petrolero brasileño.

Según él, desde 1998 hasta el segundo trimestre de 2018, esta cláusula permitió invertir 14.280 millones de reales (US$3.760 millones) en IDI y si todas las subastas previstas para los próximos años se realizan, las inversiones podrán saltar para una media anual de 5.000 millones de reales (US$1.315 millones) o más en IDI entre 2025 y 2035.

Sin embargo, el director de la ANP admitió que para ello Brasil necesita tener la responsabilidad de adoptar un plano efectivo de innovación en el país. "Innovación efectiva, aquella que haces todo santo día, que incrementa, mejorando poco a poco, en procedimientos, en reglas, en administración en operación", comentó.

"Petrobras (la petrolera estatal) y Brasil sólo llegaron a una posición de destaque en el mar en operaciones en aguas profundas, y ello posibilitó que llegásemos al nivel que llegamos, y que nos llevó al presal, porque un conjunto de profesionales de Petrobras comenzó en la década de los 80 a adaptar para nuestra costa de forma operacional la tecnología utilizada en otros lugares del mundo", comentó.

La zona del presal se encuentra en aguas profundas bajo una extensa capa de sal que puede llegar a los 2.000 metros de grueso y Brasil ostenta en ella unas gigantescas reservas de hidrocarburos que deben convertir el país en uno de los mayores productores de petróleo del mundo cuando empiecen a ser explotadas.