Sao Paulo. El Gobierno brasileño redujo este martes su pronóstico para la cosecha de café de este año a 49 millones de sacos de 60 kilogramos, desde los 50,9 millones de bolsas calculados en mayo, diciendo que el clima más seco que lo normal afectará la producción.

La proyección de la cosecha es más de un 20% menor que la del año pasado, cuando Brasil produjo un récord de 61,66 millones de sacos.

La Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab), agencia a cargo de las estadísticas agrícolas, dijo que proyecta que la producción brasileña de café arábiga alcance los 34,47 millones de sacos en comparación con los casi 37 millones de sacos estimados en mayo.

Conab realizó una ligera revisión de su estimación para la producción de la variedad robusta, muy utilizada por los productores de café instantáneo, a 14,52 millones de sacos de los 13,93 millones de sacos proyectados en mayo.