Río de Janeiro. Brasil recuperará en 2020 los niveles de producción y exportación de hierro previos a la tragedia de Brumadinho  (sureste del país), ocurrida el año pasado, aunque la facturación será menor debido a la caída del 12,6% de los precios del mineral en el mercado, según un estudio divulgado este martes.

Los datos, presentados por la consultora especializada Tendencias, indican que el país sudamericano volverá a situarse entre los mayores productores y exportadores mundiales de hierro, después que la catástrofe de Brumadinho afectara la producción de hierro del país hace un año.

Según Tendencias, las exportaciones brasileñas de acero este año crecerán un 11,1%, aunque ello provocará que el precio del mineral baje en el mercado internacional.

El precio del hierro en 2020 se mantendrá alrededor de los US$79 la tonelada, un 12,6% menos que en 2019. Ello hará que la facturación brasileña este año sea un 1,9% inferior a la del año pasado.

La industria brasileña del hierro se vio muy afectada el año pasado por la catástrofe de Brumadinho, ocurrida el 25 de enero de 2019, cuando los diques de contención de un depósito de residuos de la minera Vale se rompieron y provocaron una alud de barro que dejó 270 muertos y anegó todas las inmediaciones.

Debido al incidente, Vale, mayor productora y exportadora de hierro del mundo, se vio obligada a paralizar su producción en varias de sus unidades, para revistar las estructuras.

Con ello, la producción brasileña de hierro en el segundo trimestre bajó un 30% en comparación con el mismo período del año anterior, con 80 millones de toneladas. En el tercer trimestre, la producción fue de 103,7 millones de toneladas, un 10% menos en la comparación anual.