Sao Paulo. La Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) de Brasil aprobó este martes un paquete de medidas especiales en respuesta a la pandemia de coronavirus, que incluye una suspensión de cortes de 90 días en el servicio de electricidad para los consumidores residenciales y servicios esenciales.

Las medidas, aprobadas en una reunión extraordinaria de la junta del regulador celebrada por videoconferencia, también incluyen la flexibilidad durante el mismo período de algunas obligaciones de los distribuidores de energía, como el servicio al cliente cara a cara y la entrega de facturas en el hogar.

El director general de la agencia, André Pepitone, dijo que aún habrá una evaluación aparte, en discusión con el gobierno, de medidas adicionales para beneficiar a los consumidores de bajos ingresos.

"Se nos pidió evaluar la posibilidad de un mayor apoyo para el (consumidor de bajos ingresos), y esto se abordará en canales gubernamentales, con el Ministerio de Minas y Energía y Economía", declaró.