Río de Janeiro. Las autoridades ambientales brasileñas rechazaron este jueves de forma definitiva conceder la licencia a la petrolera francesa Total para explotar petróleo en la región norte del país, cerca de la desembocadura del río Amazonas, tras haberse descubierto formaciones de coral en la región, informaron fuentes oficiales.

En un comunicado, el estatal Instituto Brasileño de Medio Ambiente (Ibama) aseguró que declinó el último recurso presentado por Total, quien tiene los derechos de explotación en la zona, para intentar revertir la decisión de técnicos ambientales de prohibir la explotación de crudo en la zona.

Con la decisión, Total ya no no puede presentar ningún otro recurso ni ante el Ministerio de Medio Ambiente ni ante otra autoridad administrativa para poder ganar la batalla jurídica y explotar el crudo en la zona.

El caso se remonta al 2016, cuando se descubrió un gran arrecife de coral en la desembocadura del río Amazonas que va desde la región noreste de Brasil hasta la Guayana Francesa, formando un arco en el océano, a unos 100 kilómetros de distancia de la desembocadura del Amazonas.

Aunque Total había adquirido los derechos de exploración y explotación del lugar, la presión de varias organizaciones en defensa del medio ambiente llevó a las autoridades brasileñas a suspender cualquier tipo de actividad petrolera en la zona para no poner en peligro el arrecife.

El Ministerio Público también se posicionó a favor de suspender los derechos de Total por la posible "destrucción a larga escala del medio ambiente" que podría causar.

La petrolera francesa presentó un recurso para intentar revertir la decisión, aunque finalmente fue desestimado por el Ibama, que alegó que Total "no consiguió comprobar que la perforación marítima tendría seguridad técnica y operacional".