Sao Paulo. La compañía eléctrica Eneva publicó este viernes una carta enviada a AES Tietê en la que reitera su intención de iniciar negociaciones para la fusión de operaciones, después deque la primera oferta, de 6.600 millones de reales (US$1.366 millones) en efectivo y acciones, fue recibida como hostil por su rival.

Eneva dijo que solicitó una reunión el 16 o 17 de marzo para presentar y discutir la oferta, "así como para combinar los términos y la forma de poner la información a disposición de ambas partes, con el objetivo de negociación y eventual acuerdo".

El día anterior, AES Tietê envió una carta a Eneva en la que afirma que ciertos puntos de la propuesta parecen "incompletos" o "no concluyentes".

El día anterior, el director financiero de Eneva, Marcelo Habibe, dijo en una entrevista con Reuters que la compañía ya ha mostrado su disposición a explicar los méritos de la propuesta, que sería "buena para todos", con la creación de un "gigante energético".

Habibe también reveló que Eneva ha mantenido conversaciones con la estadounidense AES Corp desde enero para una posible fusión de las compañías en Brasil, pero que las negociaciones no han progresado incluso después de las reuniones en Estados Unidos.

Las dificultades en la negociación llevaron a Eneva a presentar el 1 de marzo la propuesta de 6.600 millones de reales (US$1.366 millones).

La propuesta de Eneva, inicialmente válida por 60 días, ahora está siendo evaluada por AES Tietê, que dijo que contratará asesores financieros para ayudar con el análisis.

Eneva controla las centrales eléctricas de gas y carbón y los campos de exploración de gas, mientras que AES Tietê tiene plantas hidroeléctricas, eólicas y solares, en carteras que los analistas consideran muy complementarias.

Pero para AES, la transacción no encajaría en el plan estratégico del grupo, que anunció en febrero que tiene la intención de acelerar los objetivos de descarbonización.