Sao Paulo. La aerolínea brasileña Gol anunció este martes contratos para la venta de 11 aviones Boeing 737 Next Generation con Carlyle Aviation, que, según la compañía aérea, acelerará aún más la renovación de su flota y el desapalancamiento de sus balances.

La compañía dijo en un comunicado al mercado que la venta de estos 11 aviones reducirá la deuda neta de Gol en aproximadamente 500 millones de reales (US$115 millones), que consiste en una caída de 130 millones (US$30 millones) en la deuda de arrendamiento financiero y un aumento de liquidez en efectivo de 370 millones de reales (US$58,6 millones).

Gol también dijo que planea usar aproximadamente  R$330 millones (US$76 millones) de estos fondos para canjear el monto disponible en sus Bonos Senior de 8,875%, con vencimiento en 2022.

"Los ingresos de la administración de activos y la reducción en los gastos por intereses contribuirán más de 420 millones de reales (US$97 millones) en las ganancias de la compañía en 2020, y mejorarán los indicadores de crédito de Gol, reduciendo la relación deuda neta / EBITDA en 0,2 veces", declaró.

Gol dijo que planea reemplazar estos GN con aviones Boeing 737 MAX-8 en los próximos años.