El conglomerado brasileño de alimentación Ex Brasil Foods (BRF) ganó 297 millones de reales brasileños (US$66,1 millones en 2019), frente a las pérdidas de 4.466 millones de reales brasileños (US$995 millones) del año anterior, debido a su récord de ventas, el refuerzo del valor de las marcas del grupo y la inversión en nuevos productos.

La compañía señala que el incremento de estos beneficios también se debe al aumento de su margen operativo, que pasó del 16,1% en 2018 a un 24,1% en 2019, por el incremento en un 10,8% en los ingresos de la compañía, hasta 33.447 millones de reales brasileños (US$7.454 millones).

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de BRF fue de 5.254 millones de reales brasileños (US$1.171 millones), un 241% más que el año anterior. Por otra parte, su beneficio operativo fue de 2.536 millones de reales brasileños (US$565 millones), frente al beneficio negativo de 243 millones de reales brasileños (US$54,1 millones) del año anterior.

Respecto al cuarto trimestre, la empresa ganó 680 millones de reales brasileños (US$151 millones), frente a las pérdidas de 2.125 millones de reales brasileños (US$473 millones) del mismo trimestre del año anterior.

BRF prevé realizar el prepago de los préstamos por valor de 2.187 millones de reales brasileños (US$487 millones) entre enero de 2020 y agosto de 2021, así como el crédito revolving contratado con Banco do Brasil por valor de 1,5 billones de reales brasileños (US$334.320 millones) y una duración de tres años.

El grupo también prevé para este año el ajuste en los precios de su segmento 'in natura', con una mayor presión en los costes del grano y en el suministro de proteínas.

En cuanto al mercado brasileño, BRF registró unos ingresos de 17.489 millones de reales brasileños (US$3.897 millones) durante el cuarto trimestre de 2019, un 7,3% más.