Sao Paulo. BRF, el mayor procesador de pollo de Brasil, registró una ganancia neta de 446 millones de reales (US$113 millones) en operaciones continuas en el tercer trimestre, según un balance publicado este viernes, revirtiendo una pérdida de 860 millones de reales (US$210 millones) de un año antes y superando las estimaciones de los analistas.

La fuerte demanda de carne ha ayudado a la compañía de alimentos a mantener su ritmo, dijo BRF, citando un aumento en los volúmenes tanto en el mercado nacional como en el asiático, donde una enfermedad ha diezmado los rebaños de cerdos y ha causado un desequilibrio en el suministro global.

Los analistas habían pronosticado un resultado positivo de R$171,35 millones (US$41,8 millones) para BRF en el tercer trimestre.

Los ingresos netos consolidados totalizaron 8.500 millones de reales (US$2.078 millones), en comparación con 7.800 millones de reales (US$1.900 millones) en el mismo período de 2018. En volúmenes, las ventas alcanzaron 1,1 millones de toneladas, prácticamente estables respecto al año pasado.

En el segmento de Brasil, la compañía dijo que vio una recuperación del volumen, con un crecimiento de alrededor del 8% en comparación con el segundo trimestre.

Durante 2019, prácticamente ha alcanzado el mismo nivel que el año pasado. En los mercados internacionales, especialmente en Asia, BRF dijo que hubo un aumento de alrededor del 5% en volumen en comparación con el mismo trimestre del año anterior. También señaló que los precios de venta promedio aumentaron fuertemente en un 32% interanual y un 7% de trimestre a trimestre.

Las ganancias ajustadas antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización alcanzaron 1.600 millones de reales (US$391 millones) en el último trimestre, superando también las previsiones de los analistas de 1.190 millones de reales (US$291 millones). El llamado Ebitda prácticamente se triplicó durante el mismo período de 2018, cuando alcanzó los 579 millones de reales (US$141 millones).

El margen de Ebitda ajustado aumentó a 19% desde 7,4% un año antes.

Excluyendo el beneficio fiscal, el margen EBITDA ajustado en el tercer trimestre fue del 13,5% en comparación con el 14,6% en el segundo trimestre. "El desempeño positivo es el resultado de la disciplina en la ejecución de la planificación estratégica de la compañía, con importantes avances en mercados clave como Brasil y Asia, así como una mejor gestión financiera en el período", dijo la compañía en un comunicado de prensa.