Bogotá. Los productores colombianos de café pidieron este miércoles al gobierno subsidios que les permitan mitigar la difícil situación que enfrentan por la caída de los precios del grano, lo que les impiden implementar los programas de renovación y fertilización.

El precio internacional de referencia para los cafés suaves completó 27 meses cayendo sistemáticamente desde US$1,60 por libra en noviembre de 2016 a un dólar en la actualidad. En septiembre del año pasado la libra se cotizó a un promedio de US$0,98.

El precio interno que reciben los productores por cada carga de 125 kilos de café cayó en los últimos dos años un 18,9% a 696.000 pesos (US$223), lo que no cubre los costos de producción estimados en 760.000 pesos (US$243,7).

"Los integrantes del Comité Directivo, representantes de los cafeteros de todo el país, solicitan al Gobierno apoyos vía precio y un incentivo para la renovación de cafetales, así como buscar alternativas en el tema de fertilización, actividad clave para mantener sanos y productivos los cafetales", dijo un comunicado de la Federación Nacional de Cafeteros.

Los productores aseguraron que "la actual situación los pone contra la pared para cumplimiento de las obligaciones crediticias vigentes, así como para la compra de fertilizantes".

Así mismo, la Federación Nacional de Cafeteros insistió en su llamado a los tostadores, importadores y distribuidores para que se comprometan a pagar un precio mínimo que cubra los gastos de producción más un margen de rentabilidad.

De inmediato no se produjo ninguna reacción del gobierno al llamado de los productores de café. A finales de agosto de 2018, Colombia, el tercer productor mundiales después de Brasil y Vietnam, destinó US$32 millones para auxiliar a los cafeteros, pero el fondo no se utilizó por una leve recuperación de los precios y la caída de la moneda local.

Colombia, el primer productor mundial de café arábigo lavado, alcanzó en 2018 una cosecha de 13,6 millones de sacos de 60 kilos, por debajo de los 14,2 millones de sacos del año previo. Para este año se espera una producción de 14 millones de sacos.