Santiago.- La canadiense Teck Resources dijo el miércoles que suspendió temporalmente la construcción de un proyecto cuprífero de expansión en Chile, lo que se suma a las interrupciones causadas por la expansión del coronavirus.

Teck se une a la global Anglo American, la aurífera Newmont y a otras en el cierre de minas y operaciones en América Latina a medida que los gobiernos aumentan las acciones para contener la rápida expansión del virus.

Teck dijo que detendría de manera inmediata Quebrada Blanca Fase 2 (QB2) de US$4.700 millones por un período inicial de dos semanas. La medida afectaría a una fuerza laboral de aproximadamente 15.000 personas en los próximos días.

"El hecho de que los trabajadores en el proyecto viajan en grandes cantidades por todo Chile, esta es la decisión correcta para proteger la salud y la seguridad de los trabajadores y sus familias, y para apoyar el esfuerzo del gobierno chileno para detener la propagación de COVID-19", dijo el presidente ejecutivo de Teck, Don Lindsay, en un comunicado.

La minera no informó cuándo reiniciaría la construcción y dijo que desarrollaría un plan para hacerlo "lo antes posible, sujeto a nuevos desarrollos en la respuesta al COVID-19".

Países de Sudamérica, incluidos Argentina y Chile, están cerrando sus fronteras a los no residentes en medio de temores de que el coronavirus se propague.

Teck dijo que no se han confirmado casos de COVID-19, la enfermedad respiratoria causada por el nuevo coronavirus, asociado con empleados o contratistas de QB2 hasta la fecha.

La minera no informó cuándo reiniciaría la construcción y dijo que desarrollaría un plan para hacerlo "lo antes posible, sujeto a nuevos desarrollos en la respuesta al COVID-19".