Las acciones de las empresas mineras en la BMV siguen acumulando caídas, después de que se anunció que el partido Morena promueve una nueva iniciativa que pondría bajo evaluación la concesión de varios proyectos mineros en el país.

En la jornada, los principales grupos mineros de México sufrieron un descalabro en la bolsa.

La más resentida hasta ahora previo a la Iniciativa, acumula una perdida de alrededor de 10% en casi dos sesiones. En tanto Peñoles se mantiene en un 4% en el mismo lapso.

“Definitivamente el proyecto vino a agregar 'ruido' a un sector que ya está golpeado por otros factores”, explicó Eric Arámbula, asesor financiero independiente.

Grupo México, es la tercera productora mas grande de Cobre, y tiene encima conflictos como el de Pasta de Conchos y o más recientemente, el derrame en el Río Sonora (2014). Sus prácticas no son las más correctas, dijo el especialista. “Con esta Iniciativa, si hay impacto social negativo, se puede cancelar la concesión y asignaciones mineras”, añadió.

El sector minero aporta 1,5% al Producto Interno Bruto (PIB) nacional, contribuye con 328.000 empleos directos y 1,6 millones de empleos indirectos. Si se cancelan las concesiones, eso implicaría que muchas personas se quedarían sin trabajo, aseguró Arámbula.

Algo que está ayudando a las emisoras a que las caídas no se tan drásticas como ocurrió con los bancos fue que el precio de los metales, actualmente —oro y plata— están subiendo.

El grupo parlamentario del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el Senado, a través de Angélica García Arrieta, propuso un paquete de reformas a la ley minera que incluye, entre otros aspectos, la cancelación de concesiones.

De aprobarse la iniciativa correspondiente, el Servicio Geológico Mexicano podrá realizar estudios de impacto social respecto a las áreas objeto de concesión y asignación mineras, y la Secretaría de Economía podrá declarar zonas inviables de explotación o en conflicto por impacto social negativo, en cuyo caso procedería la cancelación de concesiones y asignaciones.

Los cambios buscan garantizar que toda concesión, asignación o zona que se incorpore a reservas mineras atienda los principios de sostenibilidad y respeto de los derechos humanos de las comunidades y pueblos de las regiones en los que se pretendan desarrollar.

Además de obligar a los titulares de concesiones mineras a que destinen un monto para el desarrollo humano y sustentable de las comunidades o localidades en las que realicen sus actividades de exploración y explotación, así como a rendir un informe anual del impacto social de su lote minero; en caso de no hacerlo se cancelaría la concesión por incumplimiento.