Houston. La presidenta ejecutiva de Occidental Petroleum, Vicki Hollub, se refirió este viernes al acuerdo por US$38.000 millones por Anadarko Petroleum Corp, calificando a su firma como la merecida ganadora de la batalla y defendiendo el costoso pacto con Berkshire Hathaway Inc que allanó el camino para la fusión.

Hollub, de 59 años, desafió a un rival más grande como Chevron Corp con una apuesta a largo plazo que algunos de sus propios inversores calificaron como arriesgada porque carga a Occidental con US$46.000 millones en nueva deuda. Al conseguir alinear con destreza aliados y dinero, elaboró una estrategia que provocó la salida de Chevron de la batalla este jueves.

"Podemos operarla mejor que nadie. Somos los propietarios legítimos", afirmó Hollub en una reunión general anual de la compañía.

Los accionistas mostraron su molestia con el acuerdo reteniendo votos para el directorio de Occidental. Los directores fueron reelegidos con entre el 70% y el 82% de los votos, por debajo del promedio de 97% de hace un año.

"Podemos operarla mejor que nadie. Somos los propietarios legítimos", afirmó Hollub en una reunión general anual de la compañía.

No hubo preguntas en el encuentro, al que asistieron menos de 100 personas y duró menos de una hora. Las acciones de Occidental operaban el viernes en un mínimo de 10 años de US$54,69, por debajo de los US$62,35 del día anterior a que Occidental reveló su oferta por Anadarko.

Grandes tenedores de acciones criticaron la decisión de Hollub de asegurar la compra de Anadarko aumentando la porción de efectivo en la oferta de US$76 por papel, hasta un punto en el que ya no es necesario el voto de un accionista.

Hollub dijo que solo se necesitó una hora y media para lograr un acuerdo con Berkshire, propiedad del multimillonario Warren Buffett, sobre los US$10.000 millones de inversión. "La oportunidad era crítica para nosotros para poder asegurar esos fondos", señaló.

Pese a las críticas de los inversores de que el dividendo del 8% de la inversión de Berkshire es muy alto, Hollub aseguró que Occidental tomó en cuenta la prima al calcularse los retornos por la compra de Anadarko.

A no ser que aparezca otro competidor, el acuerdo por US$38.000 millones consolidaría el estatus de Occidental como el mayor productor petrolero en la Cuenca Pérmica, el principal campo de esquisto de Estados Unidos. La producción global de Occidental se duplicaría a 1,4 millones de barriles de crudo y gas por día.