Washington. Chevron no tiene permitido perforar, transportar o intercambiar petróleo en Venezuela, y los activos de la empresa se están debilitando, debido a que el Gobierno de Donald Trump está tomando medidas contra el presidente Nicolás Maduro, dijo un alto funcionario de Estados Unidos.

El Departamento del Tesoro impuso este martes nuevas restricciones a las empresas mixtas de Chevron con la estatal petrolera estatal venezolana PDVSA.

La nueva licencia "endurece y prohíbe la capacidad de Chevron o de cualquier compañía estadounidense de levantar, intercambiar, vender, negociar petróleo o productos derivados del petróleo con el régimen de Maduro", dijo el funcionario estadounidense a periodistas.

La licencia prohíbe la perforación de Chevron, que ha estado en Venezuela durante aproximadamente 100 años y es la última compañía petrolera estadounidense que opera en el país.

Pero la medida le permite a Chevron mantener activos allí para cuando Venezuela regrese a un gobierno democrático, señaló el funcionario.

"Básicamente, hemos mitigado los activos de Chevron en Venezuela, por lo que pueden (...) garantizar que tengan la flexibilidad para mantener sus activos e instalaciones", agregó.

Chevron no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Este martes la empresa dijo que cumpliría con las leyes y regulaciones aplicables sobre las actividades que está autorizada a realizar en Venezuela.

El mes pasado, Chevron canceló los contratos de servicios y los procesos de adquisición en las dos empresas mixtas, medida que la compañía atribuyó a la caída de los precios del crudo.