Lima. Con el objetivo de encontrar innovadoras soluciones y tecnologías para la descontaminación de metales pesados del agua, científicos peruanos desarrollaron un sistema autónomo que permite la remoción del plomo de efluentes mineros.

Este sistema opera a base de un novedoso material absorbente que es obtenido a partir de arena y grafito, por medio de una red de filtros en boyas.

El proyecto se encuentra liderado por María Quintana, doctora en Química por la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y la Universidad de Uppsala (Uppsala/Suecia).

La investigación de boyas descontaminantes, es un proyecto desarrollado a través del financiamiento de Innovate Perú, en un esfuerzo conjunto de articulación de política con el Ministerio de Ambiente y Proambiente – GIZ.

Diversos empresarios del sector privado y público, podrán conocer el desarrollo de este nuevo sistema basado en un filtro con nanocompuestos de arena y grafito, biodegradable de fácil uso e instalación, que puede reducir las concentraciones de metales pesados de fuentes de agua.

Esta investigación fue realizada en las áreas de influencia agrícola y ganadera de la región Junín, que históricamente ha tenido una alta concentración de metales pesados, que pueden causar efectos perjudiciales para la salud debido a que pueden ser absorbidos por los tejidos y acumularse en la cadena alimentaria.

“El equipo desarrollado ha logrado remover casi el 99% de contaminación de plomo en un rango amplio de niveles de pH, lo cual garantiza su correcto funcionamiento bajo condiciones de campo”, manifestó la Quintana.

Este prototipo desmontable está compuesto por materiales reusados y piezas de PVC.