Bogotá. Luego de una consultoría pública, el Ministerio de Transporte, a través del Instituto Nacional de Vías (Invías), resolvió sacar tres nuevas licitaciones para terminar el proyecto Cruce de la Cordillera Central y el Túnel de la Línea.

La convocatoria comenzará la próxima semana con la publicación de los prepliegos para el sector del Quindío por $150.000 millones (US$46,8 millones) para la terminación de 6,5 kilómetros de doble calzada hasta el intercambiador de las Américas y la construcción de 5 puentes y 5 túneles cortos, y para en el sector de Tolima realizar 9,5 kilómetros de doble calzada, 14 túneles y 12 viaductos en dos contratos por $150.000 millones  (US$46,8 millones) y $160.000 millones (US$49,9 millones).

El informe permitió establecer el cronograma de actividades y las inversiones para la terminación del proyecto. Se prevé que las licitaciones se estén adjudicando en marzo y que el inicio de obras sea en junio de 2019, con lo cual se pondría al servicio todo el proyecto en el segundo semestre de 2020, una vez estén en funcionamiento los equipos electromecánicos del túnel principal.

El director del Invías, Juan Esteban Gil, señaló que se tiene garantizado financieramente $440.000 millones (US$137 millones) para la vigencia 2019 y que se están gestionando $180.000 millones (US$56,1 millones) para 2020. De esta forma se completarán los $620.000 millones (US$193 millones) que se requieren para la culminación de las obras.

De acuerdo con el funcionario, estos recursos hacen parte de los $840.000 millones (US$262 millones) que el Gobierno Nacional viabiliza para concluir otras obras prioritarias como el Nuevo Puente Pumarejo y la terminación de la vía binacional La Espriella-Río Mataje en la frontera con el Ecuador.