Bogotá. La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) informó sobre la aprobación de la primera licencia ambiental para generación de energía eólica. El proyecto se denomina “Generación de Energía Eólica Alpha" y se encuentra ubicado en La Guajira, según la ANLA, “uno de los departamentos con mayores posibilidades de producir Energías Renovables No Convencionales”.

De acuerdo con un comunicado de la entidad, el proyecto incluye actividades de construcción y operación y tendrá una capacidad de generación entre 200 y 250 MW, en un área de 4.000 hectáreas.

“Generación de Energía Eólica Alpha” estará ubicado exactamente en el corregimiento de Limoncito, municipio de Maicao.

“El proyecto tiene prevista la operación de 65 aerogeneradores o turbinas, y una subestación eléctrica que recogerá la energía del parque eólico y lo conectará con el sistema de transmisión nacional”, explicó la ANLA.

La reducción estimada de emisiones de gases de efecto con este proyecto equivaldría en el momento de operación máxima a aproximadamente 330.000 toneladas de dióxido de carbono al año.

André Fraga, CEO de Renovatio Group, el conglomerado portugués al que pertenece la empresa Vientos del Norte que desarrollará el proyecto, afirmó que reciben la noticia con entusiasmo porque llevan casi un año en el proceso de aprobación.

"Se trataría del mayor parque de energía eólica en Colombia, y la apuesta es llegar con este recurso a todo el territorio”, dijo Fraga. El objetivo es entregar el parque eólico en 2022 tras un inversión de US$250 millones.

La reducción estimada de emisiones de gases de efecto con este proyecto equivaldría en el momento de operación máxima a aproximadamente 330.000 toneladas de dióxido de carbono al año, “prácticamente el mismo CO2 que en un escenario conservador, podrían capturar 18.000 hectáreas de bosque húmedo en un año”, afirmó la ANLA.

Según la ANLA, en este momento “se tramitan otras dos solicitudes de licenciamiento ambiental para proyectos de generación de energía eólica y tres más para proyectos de generación de energía fotovoltaica”.

El Ministerio de Minas y Energía ha planteado la meta de pasar de 50 megas de capacidad instalada de energías renovables no convencionales, equivalentes a las que necesita una ciudad como Ibagué, a 1.500 megas, equivalentes a Cali y Medellín juntas, garantizando una matriz más diversificada y limpia.

*Con información de El Espectador y El Tiempo.