Bogotá. Colombia espera firmar al menos 20 contratos para la exploración de petróleo y gas en el segundo ciclo de un proceso permanente de asignación de áreas, dijo este jueves el presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), mientras espera buenas noticias en la búsqueda en alta mar en los próximos 18 meses.

El país sudamericano ofrece 59 bloques en la subasta después de que en la primera parte de 2019 ofreció 20 bloques y adjudicó 11. Cinco de los bloques ofrecidos en el segundo ciclo están en alta mar y 24 tienen potencial para la producción de gas.

"Esperamos firmar 20. Normalmente la tasa de éxito de asignación es del 30%", dijo el presidente de la ANH, Luis Miguel Morelli en una entrevista con Reuters.

"La idea es comprometer inversiones del orden de US$800 millones de manera que pudiéramos terminar el año con si quiera 35 contratos firmados y compromisos de inversión de aproximadamente US$3.000 millones", explicó.

Morelli aseguró que Colombia quiere atraer inversionistas de Inglaterra, China, India y Australia el próximo año, y posicionarse como el mejor país de América Latina para la inversión en hidrocarburos, aprovechando las dificultades de otras naciones de la región.

Morelli aseguró que probablemente 26 compañías quedarán habilitadas para la subasta que concluirá en noviembre, incluidas cuatro nuevas empresas de Estados Unidos, Canadá y Noruega, cuyos nombres no reveló por confidencialidad.

El funcionario dijo que los resultados de exploración en el Mar Caribe, donde se perforarán cuatro pozos en los próximos 18 meses, serán fundamentales para la futura búsqueda y producción de petróleo y gas costa afuera.

De los cuatro bloques, uno es operado por Shell y Noble Energy, uno por Ecopetrol y dos por una asociación entre Ecopetrol, Repsol y Exxon Mobile.

"Esa línea nos va a dar una oportunidad grande de recuperar reservas o de incorporar nuevas reservas, en gas, sobre todo, pero también se está esperando que haya líquidos. Esa es una apuesta grande", afirmó Morelli.

Noble Energy y Shell perforarán el próximo año en el Mar Caribe el pozo más profundo de Colombia, con inversiones de US$120 millones, reveló el funcionario.

"Si esos proyectos son exitosos inmediatamente se abre el apetito por la Costa Caribe y a eso es lo que estamos apuntando a poder consolidar ese proyecto exploratorio", afirmó Morelli quien dijo que el "offshore" podría ser clave para atraer nuevas empresas y aumentar las reservas del país.

Las reservas de crudo de Colombia se ubican actualmente en 1.958 millones de barriles, equivalentes a 6,2 años de consumo, mientras que las de gas alcanzan 3.782 giga pies cúbicos, equivalentes a 9,8 años de consumo.

Morelli aseguró que Colombia quiere atraer inversionistas de Inglaterra, China, India y Australia el próximo año, y posicionarse como el mejor país de América Latina para la inversión en hidrocarburos, aprovechando las dificultades de otras naciones de la región.

"Hay que aprovechar este momento porque si Venezuela cambia políticamente si se da una transformación en Venezuela pues las oportunidades de Colombia se reducirían notablemente", dijo.

"Esa debacle nos ha favorecido a nosotros porque esos inversionistas que no confían en México por los cambios políticos, que no confían en Argentina por la inestabilidad política también, que ven que Brasil es difícil (...) definitivamente ha hecho que las empresas que tienen capital de riesgo se hayan interesado en Colombia", concluyó.