Bogotá. Empresas Públicas de Medellín expidió el reglamento para llevar a cabo la segunda etapa de la subasta de las acciones que posee en Interconexión Eléctrica S. A (ISA), un equivalente al 10,17 % de la compañía.  

Al concluir la primera etapa, fueron adjudicadas 14’881.134 acciones, a $15.700 (US$4,5) cada una.

En la segunda etapa, cuyo inicio fue anunciado el pasado 26 de julio, estarán en oferta 95.886.654 acciones ordinarias propiedad de EPM en ISA, "equivalentes al 8,66% del capital suscrito y pagado de dicha sociedad", explica Empresa Públicas en el reglamento. 

Las acciones se ofrecerán al público en general, a través de una subasta en la Bolsa de Valores de Colombia. Estará dividida en dos fases: la primera se regirá por las condiciones del reglamento expedido, y la segunda, "en caso de ser necesaria, en la cual EPM podrá ofrecer y adjudicar las Acciones no enajenadas en la primera fase de la Segunda Etapa bajo los principios y fundamentos de Ley 226 de 1995.

Esta venta forma parte del plan de desinversión en el que se embarcó EPM desde el año pasado como respuesta a la necesidad de conseguir liquidez a raíz de la contingencia en el proyecto hidroeléctrico Ituango.

EPM establecerá las reglas, procedimientos y el mecanismo de adjudicación aplicable", expresa el reglamento.

En el documento con fecha de este sábado, 31 de agosto, se indica que el precio mínimo por las acciones, que no podrá ser menor al precio fijo de la primera etapa, será definido en el aviso de subasta. Este, a su vez, se publicará en dos diarios de amplia circulación nacional. Allí "se establecerá la fecha de subasta, la hora, el lugar y las demás condiciones en las que se llevará a cabo la subasta".

Vale la pena recordar que la primera etapa de la enajenación se había iniciado en febrero de este año. Sin embargo, fue suspendida temporalmente en marzo debido a la valorización de la acción en la bolsa. El precio inicial de la oferta estaba en $13.750 (US$3,99), pero semanas después el valor del título en el mercado superó los $16.000 (US$4,65).

Esta venta forma parte del plan de desinversión en el que se embarcó EPM desde el año pasado como respuesta a la necesidad de conseguir liquidez a raíz de la contingencia en el proyecto hidroeléctrico Ituango –del que EPM es responsable.