Lima.- Las conversaciones entre la minera china MMG Ltd y una comunidad indígena en Perú terminaron sin acuerdos mientras los residentes impiden a la compañía usar una carretera por donde transporta cobre desde la mina Las Bambas a un puerto para su exportación, dijo un abogado que representa al grupo.

La comunidad de Nueva Fuerabamba, que no deja a la minera circular sus vehículos desde 10 días, afirma que el gobierno convirtió ilegalmente la vía que atraviesa sus tierras de cultivo en una carretera nacional y quiere llegar a un acuerdo con la firma para su uso, dijo el abogado, Frank Chávez.

Las conversaciones entre representantes de la comunidad y la compañía que fueron mediadas por el gobierno culminaron sin acuerdo el jueves, agregó Chávez en conversación telefónica.

MMG Ltd, controlada por la estatal China Minmetals Corporation, no respondió de inmediato para hacer comentarios fuera del horario habitual en su sede en Australia.

La compañía ha estado utilizando una ruta alternativa para transportar sus concentrados de cobre desde Las Bambas hasta el puerto de Matarani, dijo Artemio Solano, un representante de la oficina estatal que rastrea los conflictos en el país.

Manifestantes de la zona bloquearon la carretera en el 2016 y detuvieron los envíos de cobre de Las Bambas desde Matarani y la empresa minera local casi paralizó sus operaciones.

Las Bambas, mina ubicada a 4.000 metros sobre el nivel del mar en los Andes del sur de Perú, produjo unas 385.000 toneladas de cobre el año pasado, frente a las 453.000 toneladas en 2017, según datos del Ministerio de Energía y Minas.

Nueva Fuerabamba se reubicó para dar paso a Las Bambas que comenzó a producir en 2016. Residentes de la zona afirman que la minera no ha cumplido todo lo que prometió en un acuerdo que les dio una nueva ciudad y tierras de cultivo en una región vecina.

Chávez dijo que a los miembros de la comunidad aún no se les han otorgado títulos de propiedad en la nueva ciudad.