Ciudad de México.- La Comisión Federal de Electricidad canceló la licitación para construir una línea de transmisión directa de alto voltaje que iría de Ixtepec, en Oaxaca, a Yautepec, en Morelos, y que también permitiría desahogar la energía eléctrica que producen los aerogeneradores eólicos en la región del Istmo de Oaxaca.

El concurso de este proyecto, calificado como una súpercarretera para el transporte de energía eléctrica, fue lanzada durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, en febrero de 2018 e implicaba una inversión de aproximadamente US$1.700 millones.

La línea de transmisión tendría capacidad para transportar hasta 3.000 megawatts en 500 kV y se planeaba su conclusión de obra para mediados del año 2021.

La CFE señaló en un documento que la decisión de cancelar el proyecto obedece a que no existen las condiciones económicas para su continuación, de acuerdo con información obtenida por la agencia Quadratin.

Para dar vida al plan “303 LT en Corriente Directa Ixtepec Potencia–Yautepec Potencia”, el gobierno, vía la CFE, organizó en 2018 una asociación público-privada utilizada en otros proyectos internacionales del ramo, conocido como “construye, opera y Transfiere” o “Build, Operate and Transfer o BOT”, por sus siglas en inglés, que contempla un esquema de pagos iguales durante 25 años, a partir del inicio de operaciones de la nueva obra.

El plan del gobierno de Peña Nieto era utilizar esta línea para transportar la energía eléctrica generada a partir de los aerogeneradores en Oaxaca, hacia las centrales eléctricas del centro del país, para apoyar la demanda de energía en la Ciudad de México, el Edomex, Morelos, Puebla y Veracruz y cada obra necesitada también sería adjudicada por concurso público.

Oaxaca cuenta con 24 parques en operación con una capacidad instalada de 21.390 megawatts y más de 1.451 aerogeneradores de diferentes capacidades.