Un freno en el crecimiento de sus ventas fue lo que experimentaron las 500 Mayores Empresas de América Latina en el año 2018. El panorama dice que, si en 2017 las 500 mayores empresas de la región vieron incrementadas sus ventas en 7,7%, en 2018 lo hicieron solo en 3,0%. Y aunque solo las empresas brasileñas agrupadas anotaron cifras negativas en este indicador (sus ingresos variaron en -0,9%), las compañías de todos los países con mercados importantes contribuyeron a que la marcha regional haya sido a paso cansino.

Como ejemplo de lo anterior, las empresas chilenas y colombianas rankeadas en 2018, a pesar de haber superado los US$269 mil millones y US$103 mil millones en ventas, respectivamente, en volumen sus ingresos tuvieron un incremento 5,5 y 7,4 veces menor que en 2017 (de 14,9% a 2,7% para Chile; de 4,8% a 0,6% para Colombia). En la misma línea, si bien en otros mercados como México, Argentina y Perú las empresas consideradas en el ranking crecieron a un ritmo importante en 2018, y sobre el promedio regional (7,7%, 8,2% y 9,5%, respectivamente), tal crecimiento fue solo la mitad de lo experimentado en el período anterior.

A nivel regional no todo es tan gris. Para las empresas que reportan datos de utilidad (255 compañías) el indicador de margen neto (utilidad/ventas) fue de 12,4%, una cifra que es el fiel reflejo de lo que sucede en el sector Petróleo-Gas, donde se concentran las empresas más grandes de este ranking.

PETRÓLEO PUJANTE. Pero a nivel regional no todo es tan gris. Para las empresas que reportan datos de utilidad (255 compañías) el indicador de margen neto (utilidad/ ventas) fue de 12,4%. La cifra es fiel reflejo de lo que sucede en el sector Petróleo-Gas, donde se concentran las empresas más grandes de este ranking (19% de participación en la suma de las ventas, el sector más grande), donde el margen neto llega a 13,9%. Una de las empresas que tuvo un repunte gigante en el sector es Pemex (2º), la petrolífera estatal mexicana tuvo una variación en la utilidad de 164,3%.

Al analizar la variación de ventas en los sectores que congregan la mayor cantidad de empresas, vemos que Telecomunicaciones es el que estimula con más fuerza a la baja el promedio general, decreciendo -6,9%. Un sector que ha experimentado en los últimos años una alta competencia en el mercado regional, donde Chile y en estos últimos años Perú han estimulado la competencia con nuevos integrantes, lo que ha disminuido los precios para los clientes. A pesar de la disminución en sus ventas, Telecomunicaciones tiene un gran músculo que aún lo soporta, un margen neto de 8,6%.

Por su parte, Retail (con 14% de participación en las ventas totales, el segundo sector más grande) es uno de los grandes sectores que tampoco saca cuentas alegres. Su crecimiento estancado fue de -0,4% en 2018.

Minería y Agroindustria crecen al ritmo del promedio regional, con 3,3% y 3,5%, respectivamente. Y aquí es importante mencionar que en la industria minera el retorno sobre activos (ROA), a pesar de disminuir desde 4,7% en 2017, a 3,1% en 2018, sigue siendo superior al promedio general (2,9% en 2017, y 3,1% en 2018).

En lo que refiere a números felices, Celulosa-Papel es el sector que más destaca, con un aumento de 19,6% en sus ventas, liderado principalmente por compañías chilenas y brasileñas, como CMPC y ARAUCO, de Chile, y Fibria y Suzano, de Brasil. A estas dos últimas empresas, fusionadas en 2019, seguramente las veremos impactar con su unión la próxima edición 2020 de las 500 Mayores Empresas de Latinoamérica.

Para acceder al informe completo del Ranking 2019 de las 500 Mayores Empresas de América Latina, haga click aquí