Quito. El consorcio chino Ecuagoldmining notificó a Ecuador sobre una "disputa internacional" por falta de garantías para operar el proyecto Río Blanco, lo que implica una negociación directa por seis meses antes de llegar a un arbitraje por unos US$480 millones, dijo este martes el Viceministro de Minas, Enrique Gallegos-Anda.

"Lo que ellos nos están poniendo es una disputa internacional, es el procedimiento normal que se establece para estos temas, demanda no hay todavía", agregó en una entrevista con Reuters. "Es el inicio de un proceso de negociación", dijo.

De no alcanzar un acuerdo, Ecuagoldmining, integrado por los grupos Junefield Mineral Resources Limited y Hunan Gold Group, podría llevar al país andino a un arbitraje en base a un tratado de protección de inversiones suscrito con China.

El viceministro dijo además que esperan que la Corte Constitucional (CC) del país resuelva un pedido para que se revisen resoluciones legales previas de jueces locales que autorizaron la paralización del proyecto por pedido de comunidades.

El yacimiento de oro Río Blanco, que comenzó a construir una mina subterránea, se encuentra paralizado desde hace más de un año por una orden judicial.