Ciudad de México. Los trabajos de construcción de la nueva refinería en el puerto de de Dos Bocas, en el estado de Tabasco (suroriente de México), iniciarán el próximo 1 de agosto, tras haberse adjudicado la licitación restringida a empresas privadas, anunció el ministerio mexicano de Energía.

La dependencia mexicana precisó en un comunicado que emitió los fallos en los procedimientos de invitación restringida, para las obras de desarrollo de ingeniería y construcción de la nueva refinería de la petrolera estatal Pemex.

El primer paquete, que consiste en la planta combinada y coquizadora de productos, estará a cargo de la empresas Fluor Enterprises e ICA Flour.

Respecto a los paquetes 2 y 3, que tratan sobre la edificación de plantas hidrodesulfuradoras de diésel y de desintegración catalítica, se fueron para Samsung Engineering y Asociados Constructores DBNR.

En tanto que los paquetes 4 y 6 estarán a cargo de la compañía Kellog Brown en conjunto con Constructora Hostotipaquillo, mientras que el paquete 5, que consiste en el almacenamiento y manejo de productos, iniciará su proceso de contratación a principios de 2020.

Según el proyecto, la refinería contempla 17 plantas de procesos, plantas de fuerza, obras de integración de plantas, 93 tanques y esferas de almacenamiento, urbanización, edificios, talleres y áreas verdes.

Con la refinería, "se espera  una capacidad para procesar 340.000 barriles de petróleo por día", expone Energía en la nota oficial.

Previo al anuncio del ministerio, su titular, Rocío Nahle, dio a conocer a la prensa, que la nueva refinería tendrá una vida útil mínima de 20 años y su costo será de poco más de US$8.000 millones, de acuerdo a lo planeado desde el inicio del proyecto.

La construcción concluirá en tres años.

De acuerdo con el proyecto gubernamental, la decisión de construir esta nueva refinería de Dos Bocas y la modernización de las seis refinerías existentes permitirá lograr en el mediano plazo la autosuficiencia en la producción de gasolinas, de diesel, y de esta manera, poder ofrecer mejores precios de estos combustibles a los consumidores.

La nueva refinería en Dos Bocas, también cuenta con la Manifestación de Impacto Ambiental emitida por la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente, los cuales dan el visto bueno a la obra.

La refinería tendrá una infraestructura externa: enlace con la terminal marítima de Dos Bocas, gasoducto, accesos carreteros, vía de ferrocarril, acceso al muelle, vía de transmisión eléctrica, obras hidráulicas y de saneamiento y telecomunicaciones.

Según el proyecto, la refinería contempla 17 plantas de procesos, plantas de fuerza, obras de integración de plantas, 93 tanques y esferas de almacenamiento, urbanización, edificios, talleres y áreas verdes.

El gobierno mexicano, iniciado el pasado 1 de diciembre, presentó el Plan Nacional de Refinación de México, cuyo objetivo es incrementar la producción de combustibles, mejorar los procesos de refinación, renovar con tecnología de punta las instalaciones petroleras y generar energía eléctrica.

Actualmente se importa 80% del combustible, debido a que no se está produciendo y se requiere aumentar la producción, por lo que se apuesta lograrlo con la nueva refinería de Puerto de Dos Bocas, proyecto que ha sido cuestionado al decidirse hacerse con expertos mexicanos.