Lima. La construcción del Puerto de Chancay elevará a más de 5% la participación de Lima en el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) anual del Perú, proyectó el gerente de desarrollo económico del Gobierno Regional de Lima, Antenor Pacheco.

“En el momento que empiece la construcción del Puerto de Chancay, la Región Lima registrará tasas de crecimiento de 8% por año. Con ello vamos a elevar nuestra contribución a la economía nacional de 3,8%, que se registra actualmente a más de 5% durante la etapa de construcción”, declaró a la Agencia Andina.

Explicó que la principal actividad económica es la región es la agropecuaria, en la que resalta la agroindustria por su dinámica de crecimiento.

“Tenemos una gran cantidad de producción frutícola, además de una importante producción porcina”, aseveró.

Turismo. Con la construcción del puerto tienen previsto el despegue de la actividad agroindustrial y del turismo. Se debe tener presente que ambos sectores son intensivos en la generación de puestos de trabajo.

El megapuerto de Chancay tiene el propósito de convertirse en un hub concentrador para la carga procedente de los demás puertos de Sudamérica, y potencialmente, de países sin salida al Pacífico, como Bolivia.

“Por ahora estamos trabajado en el desarrollo de un cluster turístico, en el que la gastronomía tiene un papel protagónico”, subrayó.

En tal sentido, dijo que la Región Lima tiene mucho que ofrecer como un refugio para las personas que buscan descanso.

Comentó que el megapuerto de Chancay tiene el propósito de convertirse en un hub concentrador para la carga procedente de los demás puertos de Sudamérica, y potencialmente, de países sin salida al Pacífico, como Bolivia. Además, de acuerdo con lo previsto tendrá  una capacidad para e recibir buques ultra grandes (triple E).

Logística. Asimismo, dijo que la actividad logística reportará una dinámica significativa en los próximos años.

“Estamos previendo que empresas importantes del sector logística estarían llegando a Chancay en cuento empiece la construcción del puerto”, dijo.

Por ello, comentó que las grandes empresas logísticas tienen en la mirada a Ancón y a Chancay como destinos de nuevas inversiones.

Ante este potencial de crecimiento económicos y las posibilidades de que la violencia se quiera instalar en su zona de influencia, Pacheco subrayó que el Gobierno Regional está trabajado con la sociedad civil, las cámaras de comercio para poner las alertas que correspondan.

“Reconocemos que habrá oportunidades y amenazas, por ello nuestro objetivo es que se logre un desarrollo armónico”, agregó.

Ambiente. Comentó que la aprobación del estudio de impacto ambiental para el desarrollo del proyecto del Puerto de Chancay podría demorarse hasta un año y medio.

“En este período estaremos atentos a las propuestas hacer aportes y poner las alertas que correspondan dentro de nuestras competencias”, dijo.

Refirió que la Región Lima ha establecido alianzas con la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, La Molina y la Pontificia Universidad Católica, para reforzar su Agencia de Innovación Regional. También de incluirán a las universidades locales.

“La opinión que emitan sobre diversos temas será considerado a la hora de elaborar políticas públicas. El objetivo es lograr un mejor aprovechamiento de las oportunidades de desarrollo”, resaltó.

Producción. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el departamento de Lima se expandió 6,1% en el 2018 sustentado por el sector Manufactura que registró mayor producción de harina y aceite de pescado, producción de enlatado y congelado de pescado, así también de cemento, carnes de ave y porcino. 

En tanto, el dinamismo del sector Construcción se debió al incremento de la inversión pública en los tres niveles de gobierno. 

En el Gobierno Nacional principalmente por el mejoramiento de infraestructura deportiva, en los gobiernos locales debido a la mayor inversión en obras de mejoramiento del servicio de transporte, y en el Gobierno Regional en el mejoramiento de infraestructura educativa y de saneamiento básico. Asimismo, aumentó la inversión privada en proyectos inmobiliarios. 

El sector Comercio se incrementó por la venta al por mayor de combustibles sólidos, líquidos y gaseosos, además debido a la venta al por mayor y menor de alimentos, bebidas y tabaco; de igual manera, subió la venta al por mayor de maquinaria y equipo atribuido a la creciente demanda de los sectores construcción y manufactura.