La cosecha de café de Colombia, el primer productor mundial de arábigo lavado, cayó un 9% en 2021 a 12,6 millones de sacos de 60 kilos, la más baja en los últimos siete años, por el aumento de las lluvias y los bloqueos de carreteras, informó este miércoles la Federación Nacional de Cafeteros.

Se trata del segundo año consecutivo en el que cae la cosecha de café de Colombia. En 2020 la producción de café bajó un 6% a 13,9 millones de sacos. El país no registraba una cosecha por debajo de los 13 millones de sacos desde 2014, cuando alcanzó 12,1 millones de sacos.

Mientras, las exportaciones de café de Colombia totalizaron 12,4 millones de sacos el año pasado, un 1% por debajo de los 12,5 millones de sacos de 2020.

"Este resultado se explica por el impacto negativo que tuvieron los bloqueos en el segundo trimestre del año y por el efecto del clima en algunas regiones cafeteras que pudo mermar la producción", dijo la federación en un comunicado.

El país sudamericano de 50 millones de habitantes enfrentó una escalada de protestas antigubernamentales entre finales de abril y junio en medio de las que se presentaron bloqueos de carreteras y actos de vandalismo de algunos manifestantes.

Adicionalmente, enfrentó una temporada de lluvias por el Fenómeno de La Niña que retrasó la floración y la producción de los cafetos.

En diciembre, la producción de café de Colombia alcanzó 1,4 millones de sacos, un 21% menos frente al mismo mes de 2020 cuando llegó a 1,7 millones de sacos.

En el último mes del año pasado, las exportaciones colombianas de café bajaron un 10% a 1,2 millones de sacos desde 1,3 millones de sacos en diciembre de 2020.

Colombia, conocida por sus cafés suaves y de alta calidad, tiene capacidad para producir anualmente alrededor de 14 millones de sacos.

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez, pronosticó estabilidad en los precios internacionales para 2022.

"En precios no vemos cambios drásticos en el nivel internacional", dijo el dirigente cafetero quien previó que Brasil tendrá una cosecha de entre 60 y 65 millones de sacos, la que calificó baja frente a la demanda mundial.

La libra de café en la Bolsa de Nueva York cerró el miércoles en 2,40 dólares.

Entre 2009 y 2012, el país sudamericano -el tercer productor mundial de café después de Brasil y Vietnam- incumplió su meta de producción por las fuertes lluvias y una caída de la cosecha debido a un programa de renovación de cafetales.

El país sudamericano tiene cultivadas 840.000 hectáreas con cafetales y unas 500.000 familias dependen de esa actividad.