San José.- El gobierno de Costa Rica firmó hoy un acuerdo con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para obtener un préstamo por 111 millones de dólares, que serían destinados a la construcción de seis proyectos de agua potable y saneamiento.

Los proyectos financiados incluyen los acueductos de las ciudades de Limón y Guácimo, así como infraestructura para el saneamiento de aguas residuales en Moín, en la región Caribe del país. También se construirán los acueductos de Quepos y Jacó en la costa del Pacífico y un nuevo edificio para el Laboratorio Nacional de Aguas.

Como contrapartida, el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) tendrá que aportar una partida de US$28,7 millones; con el fin de completar estos proyectos que beneficiarían a un total estimado de 286.000 personas.

El contrato de préstamo Nº 2188 fue firmado por la presidenta ejecutiva del AyA, Yamileth Astorga, y el gerente país de Costa Rica ante el BCIE, Mauricio Chacón, en presencia del Presidente del país, Carlos Alvarado.

"Gracias a este programa de inversión, podremos promover el desarrollo de comunidades del Caribe y el Pacífico por los próximos 20 años. El país debe continuar mejorando y ampliando sus sistemas para superar el 94 por ciento de cobertura de agua potable que nos hace líderes en la región", afirmó Astorga.

El Gerente del BCIE en Costa Rica, Mauricio Chacón, aseguró que con el desarrollo de estos proyectos se propicia un importante impulso a la calidad de vida de los ciudadanos costarricense en zonas rurales.

"El BCIE está comprometido con apoyar a instituciones como el AyA con cuyos proyectos y gestión, se impacta tan significativamente al desarrollo económico de las zonas rurales del país, la inclusión y reducción de la pobreza", dijo Chacón.

Las autoridades estiman que los proyectos estarán listos entre 2022 y 2024.