San José. El ministro de Turismo de Costa Rica, Gustavo Segura, ha anunciado la apertura de fronteras del país centroamericano con la Unión Europea, Reino Unido y Canadá a partir del próximo mes de agosto con el objetivo de una gradual reactivación de la industria turística, salvaguardando las medidas sanitarias.

Los viajeros procedentes de Alemania y España serán los primeros en ser recibidos en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, previo cumplimiento de una serie de requisitos.

Además de los países del espacio Schengen, cuya entrada a Costa Rica ya está aprobada, se autorizarán en los próximos meses viajes desde el Reino Unido y Canadá.

Cuando el turista aterrice en el país tendrá que llevar mascarilla y cumplir con el protocolo de la terminal aérea en lo que se refiere a distancia física, desinfección en alfombras, toma de temperatura y cualquier otra instrucción sanitaria.

En concreto, para permitir el ingreso de los turistas a suelo nacional será obligatorio un resultado negativo de la prueba PCR en las 48 horas previas al viaje; completar el formulario digital epidemiológico de la Caja Costarricense del Seguro Social, que será habilitado en distintos idiomas y adquirir un seguro de viaje que cubra alojamiento en caso de cuarentena y gastos médicos por enfermedad aguda.

En caso de que un turista no cumpla con estos requisitos, no podrá entrar en el país.

Más actividades turísticas permitidas. Se amplía el horario de visita a las playas ubicadas en zonas en alerta amarilla de 5:00 AM a 2:30 PM, permitiendo la práctica del surf.

Además, a partir del 1 de agosto, se podrán de nuevo en funcionamiento tours con actividades al aire libre como caminatas, senderismo, canopy, teleféricos, paseos en balsas, actividades recreativas acuáticas y actividades recreativas aéreas. Todas ellas, bajo el estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios.

Costa Rica ha recibido el sello "Safe Travels" o "Destino Seguro" del Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC), gracias a la implementación de los 16 protocolos sanitarios para las actividades turísticas.

El país se une así a otros como Portugal, Dubai, Turquía, Egipto, Ucrania y las ciudades españolas de Sevilla y Benidorm, como sitios con sello 'Safe Travels'.