Lima.- Ante el estado de emergencia impuesto por el Gobierno hace una semana para hacerle frente al coronavirus y evitar su propagación a nivel nacional, muchas empresas privadas han sumado esfuerzos, no solo para asegurar la seguridad y salud de los peruanos, sino también para paliar los efectos que está teniendo el COVID-19 en la economía familiar de muchas personas.

Según la última encuesta de opinión de IPSOS, el 25% de los peruanos ha visto afectada su economía en las últimas semanas, porque se han quedado sin trabajo. Por lo que es tan importante el apoyo que el sector privado está brindando para sumarse a los esfuerzos del gobierno y contribuir al equilibrio de la economía del país.

A continuación, te mostramos las medidas que algunas empresas han tomado en solidaridad en medio del estado de emergencia.

Grupo AJE. La empresa donó agua embotellada y bebidas rehidratantes para los Bomberos Voluntarios, la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas tanto en Lima como en provincias, permitiendo que puedan cumplir con sus labores heroicas durante esta coyuntura. Además, el Grupo Aje también replicó la acción con los peruanos varados en el aeropuerto de Cancún, México.

La Lucha Sanguchería Criolla. El restaurante regaló toda su producción a miles de trabajadores del centro de Lima que al trabajar en oficinas públicas están yendo en estos
días para cumplir con su deber.

Entel. Conocedores de la importancia de las telecomunicaciones en la actual coyuntura que venimos atravesando, Entel realizó la liberación de mensajes de texto a nivel nacional a todos sus usuarios y herramientas de trabajo para clientes corporativos. De esta manera, los usuarios de Entel pueden enviar y recibir SMS de manera gratuita a cualquier operador del país. Además, sus clientes corporativos pueden contar con herramientas gratuitas de trabajo, como Microsoft TEAMS, gracias a una alianza entre Entel con Microsoft.

Panadería San Antonio. Pensando en la salud de sus trabajadores y sus familiares, el restaurante les donó la producción de todas sus panaderías y les brindo licencia con pago de haber por quince días, a pesar de que tenían la posibilidad de seguir vendiendo los panes que producen según las medidas establecidas por el gobierno como parte del estado de emergencia.

Universidad de Piura. El centro de estudios superiores anunció que sus clases serán en modalidad no presencial cuando termine el estado de emergencia, durante todo el ciclo académico para prevenir contagios en sus campus de Lima Y Piura. Asimismo, Informó que durante el semestre 2020 -I se implementará la reducción del 9% en las pensiones académicas de pregrado. Esta reducción se mantendrá, incluso, si se retornase al dictado presencial más adelante, en este semestre. Además, indicó que durante 2020-I, aquellos alumnos que vieran especialmente afectada su economía familiar podrían solicitar ayuda
adicional.

Con estas medidas dicha casa de estudio busca disminuir el impacto que esta emergencia podría tener sobre la economía familiar de sus alumnos.

Real Plaza. El centro comercial fue uno de los primeros en promover medidas solidarias. Teniendo en cuenta que la mayoría de tiendas de su centro comercial se verían afectadas por el cierre que se realizó bajo el cumplimiento de las medidas establecidas por el gobierno durante el estado de emergencia, anunció la exoneración del pago de alquiler a los locatarios entre los días 16 y 30 de marzo, como una forma de apoyo mientras sus negocios atraviesan la coyuntura.

Universidad Norbert Wiener. Por su parte, esta institución decidió postergar la fecha límite del pago de matrícula regular y la de la primera cuota hasta el 30 de marzo de 2020, así como la de la matrícula extemporánea al período comprendido entre el 31 de marzo y el 4 de abril. En ambos casos, además se eliminó las moras y recargos administrativos.

Además, la institución señaló que sus docentes y autoridades ya vienen trabajando de forma prioritaria, a través de teletrabajo, para iniciar clases el 30 de marzo, transitoriamente en la modalidad virtual.