La Habana. La producción de azúcar de Cuba aumentaría significativamente en la temporada que se está iniciando, después de los daños climáticos sufridos en 2017 y 2018, dijo un ministro del gobierno, aunque aún no alcanzará los totales de hace dos años.

Cuba planea producir 1,5 millones de toneladas métricas de azúcar sin refinar durante la cosecha y exportar 920.000 toneladas métricas, lo que implica un aumento del 50%, según una presentación a puerta cerrada al Parlamento por parte del ministro de Economía y Planificación.

La cosecha generalmente comienza con unas pocas fábricas que operan a fines de noviembre y alrededor de 50 ingenios están moliendo azúcar a mediados de enero, cuando comienza el clima seco y fresco. La mayoría de las plantas terminan la molienda en mayo.

Este año se abrieron 20 ingenios en noviembre y al menos 25 más comenzaron a operar este mes.

Por primera vez en casi una década, el país ha estado importando un poco de azúcar refinada de Francia para proporcionar el componente de azúcar de las raciones básicas de alimentos asignadas a cada familia.

El ministro de Economía, Alejandro Gil Fernández, dijo este viernes que la producción cayó 43,7% durante la temporada 2017-2018, sobre todo debido a un daño climático extremo, pero que se esperaba que comenzara una recuperación, según medios oficiales.

La isla del Caribe, otrora una importante exportadora de azúcar, produjo 1,8 millones de toneladas métricas de azúcar sin refinar en 2016-2017 y exportó 1,1 millones de toneladas métricas, según la Organización Internacional del Azúcar.

El objetivo de cosecha y el plan de exportación para el 2019 fueron parte de una presentación en Power Point que no se publicó, pero a la que Reuters tuvo acceso el fin de semana.

La Habana rara vez cumple con su meta de cosecha, pero la necesidad es especialmente apremiante esta temporada después de la mala producción 2017-2018.

Por primera vez en casi una década, el país ha estado importando un poco de azúcar refinada de Francia para proporcionar el componente de azúcar de las raciones básicas de alimentos asignadas a cada familia.

Cuba consume entre 600.000 y 700.000 toneladas métricas de azúcar al año y tiene un acuerdo para exportar a China 400.000 toneladas métricas anuales. El resto lo vende en el mercado abierto. El azúcar, durante mucho tiempo la industria y exportación más importante de Cuba, ahora se ubica detrás de sectores como los de servicios, remesas, turismo y farmacéutico.