Chicago. Delta Air Lines anunció este viernes que invertirá US$1.00 millones durante la próxima década en iniciativas que limiten el impacto de los viajes aéreos globales en el medio ambiente, la primera aerolínea en hacer ese compromiso.

La industria de la aviación representa aproximadamente el 2% de las emisiones globales de dióxido de carbono y ha establecido un plan para lograr un crecimiento neutral en carbono a partir de 2020, a pesar de que se espera que el viaje aéreo se acelere.

Ante las crecientes demandas de los clientes, compañías como Delta han tomado medidas adicionales para mitigar el impacto sobre el carbono, con medidas que van desde la eliminación de plásticos de un solo uso hasta la inversión en biocombustibles y la compra de aviones más eficientes en combustible.

La aerolínea no proporcionó detalles sobre cómo invertirá el dinero.

Con la nueva inversión, Delta tiene la intención de convertirse en la primera aerolínea sin emisiones de carbono y, al mismo tiempo, ayudar a financiar investigaciones y proyectos que involucren tecnologías de aire limpio y la reducción de las emisiones y los desechos de carbono.

La aerolínea no proporcionó detalles sobre cómo invertirá el dinero.

Por el momento, no hay muchas opciones rápidas disponibles para que las aerolíneas reduzcan su huella de carbono. Los biocombustibles son escasos y requieren años de desarrollo, y no hay perspectivas inmediatas de nuevos motores a reacción que sean más eficientes en combustible que los que se utilizan en el mercado.

Las aerolíneas dicen que pequeños pasos como el taxi monomotor y el uso de materiales más livianos están reduciendo alrededor del 1%-2% de las emisiones cada año, pero aún queda mucho por hacer.