Fráncfort. Deutsche Bank anunció este miércoles una pérdida de 3.150 millones de euros (US$3.500 millones) en el segundo trimestre, superior a la prevista, debido a los altos costes de reestructuración del banco germano.

A principios de este mes, Deutsche Bank adelantó que perdería alrededor de 2.800 millones de euros (US$3.128 millones) en el segundo trimestre cuando anunció un plan de reestructuración que contempla la supresión de 18.000 puestos de trabajo y un coste de 7.400 millones de euros (US$8.267 millones).

Las pérdidas del segundo trimestre contrastan con el beneficio de 401 millones de euros (US$448 millones) del mismo periodo del año anterior.

Deutsche Bank está considerado uno de los bancos más importantes del sistema financiero mundial, junto con JPMorgan Chase, Bank of America y Citigroup.

Pero la entidad de crédito alemana se ha visto sacudida por las pérdidas y los escándalos, lo que lo ha llevado a embarcarse en una de las mayores reestructuraciones de un banco de inversión desde el final de la crisis financiera.