Lima. La Junta de Acreedores de Doe Run Perú (DRP), presidida por el Ministerio de Energía y Minas (Minem), se reunieron en Lima y adoptaron importantes acuerdos, entre ellos la transferencia de la Unidad Minera Cobriza (UMC), ubicada en Huancavelica.

Este proceso se realizará mediante subasta pública al postor que ofrezca el mayor precio. 

Para ello, los postores deberán cumplir con los requisitos establecidos como contar con un patrimonio de US$10 millones y presentar una fianza de seriedad de oferta de US$2 millones, entre otros.

De acuerdo a los plazos que ha establecido la junta, el proceso de transferencia debe realizarse entre el 8 de noviembre y el 15 de diciembre del presente año, fecha en la que se deberá proceder con la firma del contrato correspondiente.

Respecto al Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO), luego del debate y votación respectiva, la Junta acordó seguir trabajando con los acreedores laborales para evaluar las alternativas que posibiliten la transferencia y acuerdos comunes.

Los activos del complejo metalúrgico de La Oroya en Junín, como en la mina de cobre Cobriza, se encuentran en situación concursal desde el año 2009 cuando a la empresa le cancelaron los créditos que tenía vigentes ante el riesgo de no poder cumplir con los Programa de Adecuación de Manejo Ambiental exigidos por el Estado en ese entonces.

La empresa metalúrgica de capitales estadounidenses, perteneciente al grupo Renco y que otrora era una de las compañías con mayor facturación en el país, fue restringiendo sus pagos a sus acreedores. En el 2009 debió ir a un proceso concursal ante el Indecopi bajo el esquema de liquidación en marcha, proceso en que la refinería de La Oroya se encuentra apagada, y sus ingresos dependen mayoritariamente de la mina Cobriza.

*Con información de Andina y Gestión.