Londres. Mercantile & Maritime dijo este lunes que pondrá fin al transporte de crudo venezolano para Rosneft, después de que Estados Unidos impuso sanciones a la unidad de comercio de la compañía rusa en Suiza.

Washington impuso en febrero sanciones contra Rosneft Trading (RTSA), una filial de Rosneft con sede en Ginebra, acusándola de brindar un salvavidas financiero al gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Durante el último año, Rosneft ha surgido como un receptor clave de petróleo venezolano. Dice que utiliza el crudo para recuperar miles de millones de dólares en créditos que Rosneft Trading otorgó al gobierno venezolano.

Rosneft declaró que las operaciones no violan ninguna de las sanciones y también acusó a Washington de tener dobles estándares debido a que permite que la gigante petrolera estadounidense Chevron continúe con las mismas operaciones.

Mercantile & Maritime, con sede en Singapur y una flota de nueve buques petroleros, fue una de las mayores firmas de transporte de Rosneft Trading durante el último año, período en el que la firma rusa sacó decenas de millones de barriles de petróleo desde el país sudamericano.

Rosneft vende el crudo principalmente a los restantes compradores de petróleo venezolano en India y China.

"Luego de una revisión exhaustiva de nuestros acuerdos vigentes, podemos confirmar que pondremos fin a cualquier actividad afectada por las recientes sanciones de Estados Unidos bajo el cronograma especificado", dijo Mercantile en un comunicado.

"Como una empresa global que opera en la cadena de valor del petróleo y el gas, Mercantile & Maritime Group opera en total cumplimiento con todas las leyes de comercio internacional y regulaciones marítimas", agregó.

Una fuente de la compañía dijo que la empresa estaba terminando todas las operaciones con Rosneft Trading, según lo estipulado por las nuevas sanciones de Estados Unidos. Washington ha dado a las empresas 90 días para liquidar las transacciones con Rosneft Trading.