Pasar al contenido principal
Ecuador calcula un impacto negativo de US$ 600M por los problemas operativos de la industria petrolera
Viernes, Diciembre 17, 2021 - 09:10

El gobierno ecuatoriano declaró fuerza mayor sobre sus exportaciones de petróleo y contratos de producción debido a la erosión en curso en la región amazónica, que obligó a suspender la semana pasada el bombeo en los oleoductos SOTE y OCP.

El impacto económico por los recientes problemas operativos para la industria petrolera de Ecuador será de unos US$ 600 millones, dijo este jueves el Ministerio de Energía, que agregó que espera que el bombeo en dos oleoductos afectados por la erosión se reanude entre fines de este mes y los primeros días de enero.

Ecuador declaró este lunes fuerza mayor sobre sus exportaciones de petróleo y contratos de producción debido a la erosión en curso en la región amazónica, que obligó a suspender la semana pasada el bombeo en los oleoductos estatal SOTE y el privado de crudos pesados OCP.

La estatal Petroecuador y la privada OCP Ecuador construyen por separado variantes en la tubería de sus ductos para alejarlos de la erosión, que comenzó el año pasado y ahora avanza por el sector Piedra Fina, en la provincia de Napo.

"Con estas acciones se normalizarán las operaciones del sector petrolero nacional, evitando mayores impactos económicos, mismos que al momento se calculan en cerca de US$ 600 millones", explicó el Ministerio de Energía en un comunicado.

Un séptimo desvío para el SOTE, controlado por la petrolera estatal Petroecuador y que transporta hasta 360.000 barriles por día (bpd), permitirá reanudar las operaciones a partir del 29 de diciembre.

En tanto, un desvío temporal para el ducto OCP, que bombea 180.000 bpd por debajo de su capacidad, tiene un avance de 40% y "estará terminado durante la primera semana de 2022", según el ministerio.

El operador OCP Ecuador dijo por su parte que la variante temporal de 4 kilómetros de largo será la novena para su oleoducto y que tuvo que diseñar una nueva ruta después de que las lluvias obstaculizaron un plan original y forzaron la evacuación del personal.

Tras la emergencia, la producción de crudo de Ecuador se ubicó este miércoles en 136.631 bpd desde el promedio de 485.000 bpd que reportaba antes de los incidentes, según datos oficiales.

En abril del 2020, ambos oleoductos sufrieron una rotura de la tubería por el hundimiento de tierra en la zona por el mismo fenómeno natural, lo que llevó al país a declarar fuerza mayor en sus exportaciones y bajar sus niveles de producción.

La erosión también amenaza a la captación de agua de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, la más grande del país, y ha cerrado una carretera principal que conecta la capital Quito con el Amazonas.

Países

Autores

Reuters