Quito.- Ecuador acumula una pérdida de producción de unos 877.678 barriles de crudo, incluida la parte de las petroleras privadas, por la suspensión de actividad en varios bloques durante las protestas contra las medidas de austeridad del Gobierno, dijo este viernes el Ministerio de Energía.

Las empresas privadas, que operan algunos bloques del país petrolero, han registrado una pérdida de 140.885 barriles, según datos del ministerio.

Ecuador lleva nueve días consecutivos de protestas por la decisión del presidente Lenín Moreno de poner fin a los subsidos a los combustibles.

El problema de la baja de producción ha generado que Ecuador se haya acogido a la cláusula de Fuerza Mayor o Caso Fortuito que consta en los contratos internacionales y que permite demora en la entrega de crudo. El problema se podría agravar, considerando que este jueves el presidente de la Conaie, Jaime Vargas, amenazó con enviar a indígenas de la zona petrolera en la Amazonía a bloquear la actividad petrolera.

Al momento en tres provincias (Orellana, Sucumbíos y Napo) existen 35 campos paralizados.

Sobre el tema, Fernando Santos Alvite, exministro de Energía, comentó que esta cláusula es perfectamente aplicable, debido a los problemas que se han suscitado en los campos petroleros.

Para Santos, estos incidentes violentos generan problemas de largo plazo al país. Considera que se ha generado un enorme retroceso en el interés de inversión extranjera. Las compañías petroleras que preparan sus presupuestos en octubre, y que tenían cierto interés en el Ecuador, difícilmente lo mantendrán. Se ha podido comprobar que existe inseguridad en las instalaciones, dijo.

De todas maneras, Santos ve una oportunidad de poder aprovechar la coyuntura del caso fortuito para cuando se reactive la producción, poder vender el crudo a través de venta spot y dejar de entregar a las empresas chinas, al menos por un periodo de seis meses, el crudo. Esto debido a que ellos pagan un menor precio por barril.

Al momento en tres provincias (Orellana, Sucumbíos y Napo) existen 35 campos paralizados, los que se encuentran en nuevos bloques (reunión de campos). De acuerdo con Petroamazonas EP, el problema es que han debido pararlos, debido a las amenazas de manifestantes de causar daños si los prenden. En el bloque Sacha 60, en cambio, que fue recobrado por los militares, aún se evalúan los daños causados.

Entre tanto, al 9 de octubre de 2019, el riesgo país del Ecuador se ubicó en 783 puntos, uno de los más altos desde el 4 de enero de 2019 (752 puntos). Se trata de un indicador que mide la percepción de los mercados sobre la capacidad de pago de un país en torno a sus obligaciones en el sector externo. 

* Con información de Reuters y El Universo de Guayaquil.