Quito. El Gobierno de Ecuador dijo este martes que pagará un laudo de más de US$ 374 millones otorgado por un tribunal arbitral a la petrolera francesa Perenco, en relación a una disputa sobre un decreto del 2007 que otorgaba "ingresos extraordinarios" de las operaciones petroleras para el Estado.

Perenco demandó a Ecuador en 2008 tras la medida implementada por el expresidente de izquierda Rafael Correa en un momento de alza de los precios del petróleo. El decreto aumentó hasta el 99% la participación del Estado en los excedentes petroleros.

Inicialmente, la empresa exigió unos US$ 1.420 millones, argumentando que la medida violaba un tratado bilateral de inversiones firmado entre Ecuador y Francia.

En 2019, el tribunal arbitral del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) emitió su fallo sobre la demanda. Ecuador pidió la nulidad de la sentencia, pero el tribunal ratificó el pago de una indemnización con valores inferiores a los fijados previamente y descuentos por gastos arbitrales.

"La cifra definitiva a pagar por parte del Estado en favor de Perenco es de US$ 374.373.154, más intereses, luego de descontada la indemnización ambiental en favor del Ecuador", dijo en un comunicado la Secretaría de Comunicación del presidente Guillermo Lasso, un exbanquero favorable al mercado que asumió el cargo el 24 de mayo.

"El Estado ecuatoriano respetará y honrará sus compromisos internacionales, a pesar de cualquier discrepancia jurídica que haya sido expresada en el proceso", agregó.

La empresa había dicho durante la disputa que el decreto afectó directamente sus ingresos por la operación de dos bloques a su cargo en la Amazonia ecuatoriana.

La decisión del tribunal arbitral sobre la anulación es definitiva y no cabe ningún recurso adicional, dijo la Procuraduría en un comunicado.

"El Estado ecuatoriano ha retomado las conversaciones con la empresa petrolera para llegar a un acuerdo sobre la forma de pago", agregó.

En un caso similar, el CIADI otorgó en 2017 a una subsidiaria de la petrolera estadounidense ConocoPhillips una sentencia de US$ 380 millones por el mismo decreto.

La economía de Ecuador enfrenta problemas de liquidez que fueron agudizados por la pandemia del coronavirus.