El conglomerado mexicano Kuo registró unas pérdidas de 2.853 millones de pesos mexicanos (107 millones de euros) en el primer trimestre del año, frente a las ganancias de 508 millones de pesos (19 millones de euros) del mismo trimestre del año anterior.

La compañía, que opera en 70 países y se dedica a los sectores de consumo, químico y automotriz, ha explicado que con la expansión del coronavirus en las regiones en las que operan se han producido disrupciones en algunas de las actividades.

"Al inicio del año observamos un fuerte arranque de los negocios de portafolio, principalmente en los sectores de consumo y químico, destacando la actividad del canal de exportación del negocio porcícola. Con la expansión del Covid-19 en las regiones donde operamos, durante el mes de marzo comenzamos a experimentar disrupciones en algunas de nuestras actividades", ha declarado el director general de Kuo, Alejandro de la Barreda.

Los ingresos netos de la compañía se incrementaron en un 18,8%, hasta 7.486 millones de pesos (280 millones de euros), frente a los 6.299 millones de pesos (236 millones de euros) del año anterior.

De la Barreda ha explicado que durante los tres primeros meses del año el desempeño del sector consumo impulsó el crecimiento del flujo operativo, compensando el menor dinamismo de los negocios del sector químico, que se vieron afectados por la caída en los precios del petróleo, mientras que en el negocio de transmisiones cerró temporalmente la planta de Estados Unidos, dada la contingencia sanitaria del coronavirus.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) se incrementó en un 7,4%, hasta los 1.105 millones de pesos (41,4 millones de euros), mientras que su beneficio operativo fue de 307 millones de pesos (11,5 millones de euros), un 45,6% menos que en el mismo período del año anterior.

Los ingresos netos de la compañía se incrementaron en un 18,8%, hasta 7.486 millones de pesos (280 millones de euros), frente a los 6.299 millones de pesos (236 millones de euros) del año anterior.

"Es prematuro estimar el impacto que la contingencia (del coronavirus) pueda tener en nuestras operaciones en los próximos meses, pues está sujeto a la magnitud y duración. En estos momentos, nuestra principal atención está en garantizar la seguridad de nuestros colaboradores, mantener la continuidad de todas las operaciones y asegurar la liquidez de la empresas", ha apostillado el director general.