Los precios globales de las materias primas subieron a máximos de varios años este jueves cuando Rusia lanzó una invasión a gran escala de Ucrania, y los mercados respondieron de manera instintiva a pesar de los constantes flujos de exportación de crudo, gas, granos y metales rusos a Occidente.

El petróleo Brent superó los US$ 100 por barril por primera vez desde 2014, en tanto que los precios del gas en Reino Unido y Holanda aumentaron entre un 30% y un 40% y los futuros de trigo en Chicago alcanzaron un máximo de nueve años y medio.

A las 1026 GMT, los futuros del crudo Brent escalaban 8,53%, o US$ 8,22, a US$ 105,6 el barril; mientras que los futuros del petróleo WTI de Estados Unidos trepaban 8,28%, o US$ 7,67, a US$ 99,8 el barril, en un leve retroceso tras alcanzar previamente el umbral de US$ 100.

El crudo Brent y el WTI han subido hasta alcanzar sus mayores niveles desde agosto y julio de 2014, respectivamente.

Rusia suministra el 10% del petróleo mundial, un tercio del gas de Europa y, junto con Ucrania, representa el 29% de las exportaciones mundiales de trigo y el 80% del aceite de girasol y el 19% de las exportaciones de maíz.

Rusia también es un importante productor de aluminio, níquel, platino, paladio, uranio, titanio, carbón, madera y fertilizantes.

El país suministra importantes volúmenes de gas a Europa a través de Ucrania, principalmente a países como Austria, Italia y Eslovaquia, así como a Alemania y Polonia, aunque estos últimos obtienen la mayor parte del gas ruso por otras rutas.

Rusia lanzó el jueves una invasión total de Ucrania por tierra, aire y mar, el mayor ataque de un Estado contra otro en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

El monopolio estatal de gasoductos de Rusia, Gazprom, dijo que los suministros a través de Ucrania eran normales y Ucrania dijo que su infraestructura energética no ha sido dañada. Austria también dijo que estaba recibiendo entregas normales de gas.

Al menos diez operadores de petróleo con corredurías y grandes petroleras occidentales dijeron que no ha habido interrupciones en los flujos de petróleo ruso, incluso a través del Mar Negro.

Rusia, Kazajistán, Azerbaiyán y Turkmenistán envían entre 2 y 3 millones de barriles por día o entre el 2% y el 3% de los suministros mundiales a los mercados a través del Mar Negro.

Turquía, miembro de la alianza militar occidental de la OTAN, tiene control sobre el Bósforo que conecta los mares Negro y Mediterráneo.

El jueves se suspendió el movimiento de embarcaciones en el Mar de Azov, aunque los puertos del Mar Negro, que representan la mayor parte de las exportaciones de granos y semillas oleaginosas, permanecieron abiertos.

Las preocupaciones sobre los suministros de aluminio de Rusia han impulsado el aluminio a un récord de US$ 3.449 por tonelada, una ganancia del 21% en lo que va del año.

Rusal, el mayor productor de aluminio del mundo fuera de China, produjo 3,8 millones de toneladas de aluminio en 2021, alrededor del 6% de la producción mundial estimada.

Los futuros de maíz en Chicago también escalaron hasta su límite de negociación diario de 35 centavos por libra a US$ 7,16-1/4 por bushel, el nivel más alto desde junio de 2021.