Las acciones de Eletrobras, la compañía eléctrica más grande de Brasil y de América Latina, se disparaban más de un 7% en la sesión de este viernes y marcaban valores récord después de que el Senado brasileño haya aprobado el texto base para su privatización.

Según estimaciones del Gobierno, el proceso de privatización de la eléctrica podría inyectar a las arcas públicas cerca de 60.000 millones de reales brasileños, más de US$ 11.900 millones al cambio actual.

El proceso de enajenación prevé que el Estado baje su participación previsiblemtne desde el 60% que ostenta actualmente hasta el 45%. La propuesta establece además que cada accionista o grupo de accionistas no podrá mantener una participación superior al 10% y Brasil se guardará una "acción de oro", que otorga al Estado poder de veto en las deliberaciones sobre el estatuto social de la empresa.

La privatización de Eletrobras supone un paso importante en la agenda económica del Ejecutivo de Jair Bolsonaro y del ministro de Economía, Paulo Guedes. El presidente Bolsonaro llegó a afirmar que habría "caos energético" en el país si no se llevaba adelante la propuesta de privatización.

El Gobierno estima que la privatización de la eléctrica más grande de América Latina puede reducir la factura de la luz en hasta un 7,36%, en contraposición con algunas entidades del sector eléctrico, que denuncian que la capitalización de la empresa puede encarecer el precio de la luz.

Repunte bursátil. Las acciones de la compañía en la Bolsa de Sao Paulo se disparaban un 7,51% a las 17.20 hora española, alcanzando los 46,53 reales brasileños (US$ 9,22), después de alcanzar un máximo histórico de 47,69 reales (US$ 9,45) durante la jornada. El jueves, las acciones de la empresa cotizaban a 43,28 reales (US$8,58) al cierre de la sesión.

Los valores de la eléctrica son los que más impulso tomaban esta jornada en el Bovespa brasileño, que, no obstante, registraba un leve retroceso del -0,07%, situándose en los 127.973,10 puntos.