La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) ya asignó a Emirates Airlines los slots (espacios de despegue y aterrizaje) en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) que solicitó para operar el vuelo Dubai-México, con escala en Barcelona (ida y vuelta).

A partir del próximo 9 de diciembre, la aerolínea llegará al país a las 4:15 de la tarde y regresará a las 7:40 de la noche, con una frecuencia los siete días de la semana. Dichos horarios se encuentran en la etapa de mayor actividad del aeropuerto y permiten a Emirates tener una oferta atractiva a sus clientes en un vuelo de 13 horas.

Lo anterior, aún con la resistencia de Grupo Aeroméxico (que opera la ruta México-Barcelona directa y con escalas), quien argumentó que la empresa extranjera no contaba con las autorizaciones correspondientes y ya estaba vendiendo los boletos.

Con base en información del AICM, la autorización es por 110 operaciones de aterrizaje y 110 de despegue, más una para ajuste de horarios, con vigencia del 9 de diciembre del 2019 al 28 de marzo del 2020.

Los datos de operación fueron publicados por la Gerencia del Centro de Control Operativo y la Subgerencia de Asignación de Slots para la temporada de invierno 2019, de acuerdo con la normatividad establecida por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por su sigla en inglés).

Un ejercicio elaborado por El Economista refiere que un vuelo redondo con fecha del 16 al 23 de diciembre por Emirates tiene un costo en clase turista desde 28,547 pesos y en Aeroméxico, en su alternativa más económica, de 27,227 pesos, con una escala, toda vez que tiene más alternativas de conexión directa y con escala, lo que implica más horarios.

A la par del enfrentamiento público entre las dos aerolíneas, la española Iberia oferta en su sitio web vuelos redondos y baratos México-Barcelona desde 14,497 pesos.