Sao Paulo. La italiana Enel se centrará en los próximos años en mejorar los indicadores de calidad de servicio de su distribuidor de electricidad Enel Sao Paulo, anteriormente conocida como Eletropaulo, dijo este lunes el presidente de la unidad en una conferencia telefónica. Xavier Lins.

La compañía fue autorizada por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) el mes pasado para un aumento promedio de 7% en sus tarifas, en parte como resultado de las inversiones en redes realizadas entre 2015 y mediados de 2019, un período conocido como el cuarto ciclo de revisión de las tarifas de la empresa.

"La compañía se mantendrá enfocada en esta estrategia, permitiendo la mejora de los indicadores de calidad", dijo Lins, al presentar los resultados del segundo trimestre.

Enel SP redujo la duración de las interrupciones del servicio al cliente (DEC) en un 7,9% en comparación con el segundo trimestre de 2018, llevando el indicador a 7,53 horas, en comparación con el objetivo de Aneel para 2019 de 7,41 horas. 

La frecuencia de las interrupciones cayó un 9% en la comparación anual, a 4,42 veces, por debajo del límite establecido por el regulador de 5,14 veces.

La frecuencia de las interrupciones cayó un 9% en la comparación anual, a 4,42 veces, por debajo del límite establecido por el regulador de 5,14 veces.

Enel SP invirtió R$198,86 millones (US$51,1 millones) en el segundo trimestre, un 38,6% menos en comparación al mismo período del año pasado. Las inversiones en el semestre fueron de 419,2 millones (US$107 millones), un 29% menos que en 2018.

Los ejecutivos de la compañía también destacaron el aumento en el plazo promedio de la deuda eléctrica, a 4,1 años al final del segundo trimestre, frente a 2,3 años en el mismo período del año pasado.

Enel Sao Paulo registró un ingreso neto de R$ 131,3 millones (US$33,7 millones) en el segundo trimestre, revirtiendo una pérdida de R$ 155,6 millones (US$40 millones) en el mismo período del año pasado.