Sao Paulo. Engie Brasil Energía suspendió la búsqueda por compradores para su termoeléctrica a carbón Pampa Sur y debe retomar el proceso de venta tras la entrada en operación del emprendimiento, prevista para el segundo trimestre de 2019, dijo este jueves el presidente de la compañía, Eduardo Sattamini.

En la teleconferencia con inversores, afirmó que también deben quedar para 2019 la conclusión de negociaciones con Petrobras para la posible adquisición de la red de gasoductos TAG y conversaciones con su controladora, la francesa Engie, para la compra de la parte de la empresa en la hidroeléctrica de Jirau, en Rondonia.

Engie, que ha aumentado las inversiones en activos de energía limpia, como parques eólicos, y en gas natural, en medio de una estrategia de descarbonización, colocó a Pampa Sur a la venta a principios de 2017.

La empresa llegó a recibir una oferta de CountorGlobal por la usina de 340 megavatios, aún en construcción, y por el complejo térmico a carbón Jorge Lacerda, de 857 megavatios, pero las negociaciones de venta no avanzaron y las conversaciones se cerraron en abril de este año.

Más recientemente, la china State Power Investment Corporation (SPIC) también presentó interés en las térmicas, según lo publicado por Reuters a mediados de octubre con información de una fuente.

"El proceso de venta del activo ha optado por retomarlo en un momento en que la planta esté operativa. No tiene sentido que todavía cargamos algunas incertidumbres (que pesan sobre la fijación del emprendimiento)", afirmó Sattamini.

La decisión de Engie viene en medio de un retraso en el cronograma de la planta, que inicialmente necesitaría entrar en operación en enero.

La compañía, sin embargo, realizó negociaciones para descontratar parte de la energía de la planta ya vendida para 2019, para acomodar la nueva fecha prevista para la operación, según Sattamini.