Volkswagen suspenderá el ensamblaje de su modelo Tiguan en su planta ubicada en el central estado Puebla, en México, debido al impacto del continuo desabasto de semicomponentes en la industria, informó este miércoles la compañía.

La automotriz alemana dijo además en un comunicado que espera retomar la producción de su vehículo deportivo utilitario en este complejo este viernes.

En febrero pasado, la filial mexicana de Volkswagen, había advertido que "el desabasto de semiconductores resultante de la rápida recuperación de los mercados automotrices está causando una disrupción significativa en la producción global de vehículos".

A finales del año pasado, la automotriz dijo que revisaría el impacto que la escasez global de semiconductores tendría en sus fábricas a nivel global y adelantó que sus procesos de fabricación tendrían que ajustarse a ello, según una publicación de Expansión.

Volkswagen no es la única afectada. La planta mexicana de Audi, anunció en enero que reduciría la producción de su modelo Q5 debido a la falta de semiconductores.