Sao Paulo. La cosecha de soja en Paraná, el segundo mayor estado productor de la oleaginosa en Brasil, supera los niveles del mismo período del ciclo pasado, con un daño limitado en los campos por la sequía de diciembre, según un reporte publicado el martes.

Un cuarto del área sembrada con soja en 2018/19 se recogió en el estado, según el departamento de Economía Rural (Deral), vinculado a la Secretaría de Agricultura paranaense.

En el mismo período del año previo, no se había cosechado soja en el estado debido a las malas condiciones climáticas de la época de siembra, que demoraron la plantación, y las lluvias de enero, que retrasaron más la cosecha.

Sólo un 6% de los campos de soja de Paraná están en mala condición, lo que se compara con ninguno en esa situación el año pasado, dijo Deral. Otro 24% se considera “promedio” respecto al 14% del ciclo anterior.

El resto de los campos están en buena condición.

Deral redujo sus previsiones para la producción de soja del estado en cerca de 12% el mes pasado, luego de que la sequía de diciembre dañó los cultivos. Los sojeros de Paraná prevén recoger 16,8 millones de toneladas de soja este ciclo, según Deral.