El 18 de noviembre, a un mes del estallido social, Walmart -que en Chile opera con los supermercados Lider, Central Mayorista, aCuenta y Ekono- presentó seis recursos de protección en contra del Estado de Chile por no garantizar la seguridad ni el orden público, lo cual provocó saqueos e incendios en locales comerciales.

Hasta el momento, la estadounidense es la única compañía en su rubro que ha iniciado procedimientos en contra del Estado.

Este jueves, diario El Mercurio publicó la respuesta de este último ante los recursos, en la cual aluden a una poca “empatía” de parte de la multinacional al solicitar resguardo exclusivo.

“Es una muestra de escasa empatía nacional del holding el solicitar, por vía judicial, cierta preferencia en la protección policial de sus locales (…) sin una visión de conjunto y apartándose de la actual coordinación policial (…)”, expresó por escrito el Consejo de Defensa del Estado (CDE).

Seguidamente, cuestionaron que Walmart plantee “un trato excepcional con respecto a miles de empresas y personas” que se han sentido vulneradas tras la crisis social.

Seguidamente, cuestionaron que Walmart plantee “un trato excepcional con respecto a miles de empresas y personas” que se han sentido vulneradas tras la crisis social.

Los recursos de protección presentados por Walmart fueron redactados por el estudio Tomasello y Weitz y entregados a las cortes de Apelaciones de Arica, Concepción, Puerto Montt, Chillán, Valdivia y Temuco.

A juicio de Walmart, al momento de presentar los recursos, el Estado de Chile incumplió con su “deber de garantizar el orden y la seguridad pública interior”, afectando garantías constitucionales del derecho de propiedad y de ejercer libremente una actividad económica, “garantías consagradas” en la Constitución Política de la República.

La multinacional aclaró que los recursos, más que responsabilizar al Estado, tienen la finalidad “de solicitar la seguridad en razón de riesgo y peligro en cada caso fuese necesario”.