Buenos Aires. La petrolera estatal argentina, YPF, anunció el viernes un plan de inversiones para este año por US$ 2.700 millones, de los cuales US$ 1.300 se destinarán a la producción de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta, según un comunicado de prensa.

La inversión representa un aumento del 73% respecto a lo invertido en 2020, cuando la empresa sufrió un duro golpe por la caída de los precios internacionales del barril y la menor demanda producto de la pandemia del coronavirus.

YPF, que lidera la actividad en una de las mayores formaciones de shale - o gas de esquisto - en el mundo, invertirá otros US$ 800 millones en hidrocarburos convencionales.

YPF mantendrá una estricta disciplina en el manejo de los costos buscando mejorar en las eficiencias de las operaciones. En 2020, ese trabajo permitió una inédita reducción en los costos superior al 20%", explicó la empresa.

"Para poder viabilizar este ambicioso plan de recuperación de la actividad, YPF mantendrá una estricta disciplina en el manejo de los costos buscando mejorar en las eficiencias de las operaciones. En 2020, ese trabajo permitió una inédita reducción en los costos superior al 20%", explicó la empresa.

YPF, que fue nacionalizada en 2012, también invertirá en el nuevo Plan Gas que dispuso el Gobierno para estimular la producción. La compañía prevé invertir US$ 600 millones en 2021 y US$ 1500 millones den los próximos cuatro años, con la perforación de más de 250 pozos.

Vaca Muerta, un yacimiento en Neuquén del tamaño de Bélgica, es la cuarta reserva de petróleo no convencional más grande del mundo y la segunda de gas. YPF, que lidera las inversiones en el área, anunció que perforará 180 nuevos pozos, detalló.

La petrolera informó a principios de mes que tuvo una ganancia neta de US$ 539 millones en el cuarto trimestre del 2020, revirtiendo la tendencia de fuertes pérdidas que tuvo el resto del año pasado producto de la pandemia.