Quito. El proyecto minero Mirador, manejado por la empresa china Ecuacorriente, empezará la etapa de pruebas en julio próximo y la primera producción se podría ver a fines del 2019, según las autoridades de Minas y de la propia empresa.

Según Fernando Benalcázar, viceministro de Minas, la producción generaría exportaciones este mismo año por US$50 millones.

Además, Ecuacorriente entregó ayer US$15 millones por regalías anticipadas correspondientes al proyecto de cobre Mirador. Lo hizo durante un acto oficial al que asistieron representantes del Gobierno de las áreas de Minas, Ambiente, Electricidad y del Servicio de Rentas Internas (SRI).

Este tipo de pagos se entregan de acuerdo a hitos que se cumplen en el proceso. Esta vez, el hito fue la inauguración de la conexión de una línea de transmisión de 230 kilovoltios que garantiza la entrega de energía eléctrica a Mirador. La empresa china ha contribuido con el 58,8% del costo del sistema Taday Bomboiza, que costó US$63 millones.

Con este último pago de regalías suman US$85 millones. Ayer, miembros de la comunidad pidieron a las autoridades que se entreguen los recursos correspondientes por ley.

La alcaldesa de El Pangui, Magaly Ordóñez, aseguró que su jurisdicción requiere un hospital tipo B, un mercado, carreteras asfaltadas, y otros.

El presidente de la empresa, Hu Jiandong, explicó que se han invertido US$1.095 millones en la construcción.

El proyecto Mirador debe cumplir una serie de compromisos ambientales, pues existe una suspensión administrativa de varias áreas. Hace poco hubo dos trabajadores muertos.

Benalcázar aseguró que se han adelantado procesos de mejora; se ha contratado a expertos en seguridad laboral.

El proyecto Mirador posee 3,18 millones de toneladas de cobre, 3,39 millones de onzas de oro y 27,11 millones de toneladas de plata.